RAYOS DE LUZ

Noviembre de 1992

Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de la cubierta puede ser reproducida ni comercializado sin permiso de la escritora, solo esta autorizado este manuscrito para uso privado, no en colectividades o agrupaciones..

Copy. M Ángeles Bertolín. (Reservados todos los derechos)

PREFACIO

<Este libro relata las experiencias de alguien que como yo sé a visto inmersa en la siempre confusa nebulosa del área paranormal, parapsicológica o esotérica sin tener experiencia >

 

Así era el inicio de mi anterior libro, titulado MIS VIVENCIAS SOBRE POSESIÓN, publicado en esta misma editorial, a la que doy desde estas líneas mi agradecimiento en mi nombre y el de todos aquellos que, al leer el libro, se han sentido identificados con la temática que en él se encerraba; personas, que, en su lectura, han encontrado la solución a ese mundo de locura y desesperación en el cual estaban inmersos sin hasta entonces saber que todos sus sufrimientos y torturas eran producto de una posesión. Personas cansadas de ingerir fármacos (que, en el mejor de los casos, lo único que les producían era adición a ellos y que un determinado día dejaban de surtir efecto, ya que el cuerpo de habituaba) mientras que el causante del problema continuaba allí, latente, más fuerte que nunca, para llevar a cabo su fin, la total destrucción de aquel ser humano.

Cuando yo empecé a tener mis propias experiencias sobre posesión me sumí en mundo para mí totalmente desconocido y al que no prestaba excesiva atención; incluso mantenía respecto a él una escéptica reserva.

Lo que ignoraba me había de acontecer me forzó a abrirle mi mente, a prestarle toda mi energía. Primero, porque en ello iba mi curación; tarde, porque supe que así podía ayudar a mis semejantes. Fue mi gran fe en Dios lo que me permitió salvar aquel gran bache, y la Divina Providencia quien puso en mi camino a ciertas personas practicantes de la caridad espiritual, que me ayudaron y me hicieron ver que él causante de todos mis desvelos y desesperaciones era el espíritu de un ser que me poseía por amor.

Exorcismo Qué significaba para mí aquella palabra hasta aquel momento? Muerte, locura, desesperación, ansiedad, agonía: esta era la imagen que yo tenía de lo que yo tenía de lo que había de ser mi gran salvación. Fue entonces cuando conocí al gran exorcista Jorge M, quien me liberó de aquella terrible pesadilla, extrayendo de mi cuerpo al ser que me torturaba. Fue entonces cuando la palabra Exorcismo significa para mí liberación y vida.

Dedico este libro a todas aquellos que me han ayudado, en especial a ese exorcista por antonomasia, Jorge M, gracias a cuya colaboración y conocimientos puedo hoy en día dedicarme a auxiliar a mis hermanos con esta gran tarea de caridad espiritual y exorcismo. Fue Dios quien me encaminó hacia aquel que iba a despertar en mi estas facultades, aportarme estos conocimientos y guiarme en su adquisición y consolidación. Puedo decirles con sinceridad que oí en mi interior una voz que decía: << Confía en él, que él te ayudará >>. Desde ese momento, empecé a contarle todo lo que me sucedía y él me aconsejaba, me indicaba qué debía hacer.

Tengo también que dar las gracias a aquellas personas que colaboraron conmigo en mi anterior libro, y a las que han participado en el presente, que han querido mantener sus nombres en el anonimato. Su colaboración ha hecho posible que este mensaje llegara a todos ustedes.

Me gustaría saber que van a considerarlo como cercano, casi propio, y que puede servirles para, como yo, liberarse de una posesión, pues les permitirá reconocerla por sus síntomas o protegerse de ella. Igualmente, si tienen parientes o conocidos que sufren similares tormentos a los que aquí se relatan, que convierten sus vidas en un encarnizado problema sin aparente solución, Pongo a su disposición una serie de hechos, relatos, anécdotas, casos o como quieran llamarlos, que considero pruebas fehacientes de que existe la posesión espiritual. A ella debemos enfrentarnos sin miedos ni tabúes, combatiéndola sin temor ni ignorancia. Dado que todos los sucesos que aquí se narran son absolutamente verídicos, he omitido los nombres de los protagonistas y he evitado dar detalles que puedan revelar su identidad. No desearía que nadie se sintiera aludido ni ofendido, puesto que hay muchos asuntos similares; aún cuando alguien esté seguro de reconocerse, debe pensar que los conocimientos que su vivencia puede aportar servirán sin duda para ayudar a muchas personas que padecen a encontrar esa solución tan anhelada. También a mí me costó revelar, en mi primer libro, tan personales experiencias, y finalmente lo hice llevada por el deseo de consolar y sobre todo, poder resolver los problemas de cualquiera que pasara por lo mismo.

Por esta similitud básica, por este cordón umbilical que une a mis dos libros, apelo a vuestra atención con las mismas palabras con que antes lo hice:

<<Lee a partir de este momento todo lo que yo, M Ángeles, tengo que contaros, que no es poco ni esta falto de interés, incluso de emociones, por terribles y nefastas que en principio puedan parecer>>

Este libro no pretende ser un sustituto de la ciencia médica, puesto que respeto enormemente a todo tipo de profesional que se dedique a ayudar al prójimo.

Lo único que pretendo con la exposición de mis experiencias en torno al mundo espiritual es aportar nuevos conocimientos al diagnóstico de ciertos comportamientos humanos, que a menudo son catalogados como enfermedades mentales, psicológicas. Estas dolencias, que pueden llevar a una persona a la destrucción, son debidas a la posesión por espíritus.

Quiero que sepan que mi propósito es sólo el siguiente: ayudar a los demás, colaborar con todo aquel que pueda necesitarme. M Ángeles Bertolín

Los libros se pueden conseguir en cualquier  librería acreditada y Tiendas esotéricas, como también en El Corte Ingles.